EN

Cómo gestionar las emociones causadas por el Covid-19

Familia Cómo gestionar las emociones causadas por el Covid-19

EN

Cómo gestionar las emociones causadas por COVID-19

A lo que usted le da importancia es lo que nos importa a nosotros y sabemos que muchos de nuestros socios y amigos en Sotogrande se sienten preocupados, ansiosos y en algunos casos deprimidos por la aparición de COVID-19 y este periodo de cuarentena. Para ayudarle a lidiar con estos sentimientos, hablamos con María Sancho Directora y psicóloga del Centro de Psicología – María Sancho en Sotogrande para pedirle consejos. También compartirmos sus consejos sobre cómo tratar la cuarentena y mantener las relaciones familiares de manera positiva aquí. No dude en hacernos llegar alguna otra pregunta que le gustaría hacerle.

psicologa sotogrande

La Reserva Club“Gracias por tomarse el tiempo en responder a nuestras preguntas y ayudar a nuestros socios a lidiar con estos momentos difíciles. La primera pregunta sobre la que nos gustaría recibir su opinión es: ¿cómo nos podemos estar sintiendo ante esta situación? ¿Lo que más puede repetirse en cada uno de nosotros es la sensación de miedo a lo desconocido y de ansiedad o angustia ante la incertidumbre?

Nuestra vida ha dado un cambio muy importante de una forma muy repentina a raíz de la aparición del Covid-19. La situación por la que estamos atravesando no tiene precedente, y por tanto, ninguno de nosotros tenemos aprendizaje previo ni experiencia sobre cómo afrontarla.

Tampoco sabemos cuándo ni cómo terminará y eso puede hacernos sentir mucha incertidumbre y malestar. Lo importante es saber, que cualquier emoción que estemos sintiendo ahora mismo es válida y normal, y que no estamos solos en esto. La aceptación de nuestras emociones, sin juzgarlas y sin sentirnos mal por ellas, es un factor clave en este proceso.

Las emociones surgen en nosotros por un motivo, son mensajeras, y siempre traen consigo información importante sobre algo que está pasando dentro de nosotros o a nuestro alrededor, para ayudarnos a actuar de la mejor forma.

En este caso, yo le explico a mis pacientes que en el cerebro tenemos una especie de alarma que nos avisa de cuando estamos en peligro, saturados, cuando nos sentimos vulnerables, tenemos que enfrentar alguna situación que no podemos controlar o sentimos incertidumbre.

Cuando esta alarma se activa podemos empezar a notar síntomas de insomnio, preocupaciones, pensamientos obsesivos y negativos, sensación de desbordamiento, opresión en el pecho,claustrofobia, tristeza, desasosiego, miedo… entre otras.

Es normal que nos sintamos así en esta situación ya que ahora estamos atravesando un estado de alerta general, en el que estamos constantemente bombardeados con informaciones negativas que nos transmiten el mensaje de que estamos en peligro, y por tanto, esta alarma de nuestro cerebro se activará con facilidad, desplegando estas emociones.

La Reserva Club – “Es bueno saber que es normal sentir estas emociones. ¿Puede darnos algún consejo sobre cómo manejarlas para que no nos abrumen?”

María – La realidad lamentablemente es la que es, y no podemos modificarla porque desgraciadamente, no está bajo nuestro control, pero sí podemos hacer ciertos cambios en nosotros mismos y en cómo la afrontamos, y esto a su vez va a provocar un cambio en cómo nos sentimos con respecto a esta situación.

Uno de los cambios principales empieza por cómo hablamos a nosotros mismos. En esta situación en la que podemos sentir miedo, ansiedad e incertidumbre es fácil que nos hablemos de forma negativa a nosotros mismos, repitiéndonos que “estamos encerrados”, “no podemos salir”, “se nos está haciendo muy largo”, y que tengamos pensamientos anticipatorios como “¿Y si le pasa algo a mi familia?”, “¿Y si me pongo enfermo?”, “¿Qué pasará con mi trabajo?”.

Este tipo de diálogo interno negativo es normal y nos ocurre a todos, sin embargo no es demasiado útil ya que, en primer lugar, en un porcentaje altísimo de los casos las anticipaciones negativas que hacemos luego nunca ocurren, y en segundo lugar, anticipar a futuro no va a eliminar la angustia que podamos sentir mañana en el caso imaginado, si no que va a robarnos nuestra energía de hoy. Esto va a mantener nuestra alarma activada constantemente y nos va a hacer sentir mayor malestar.

El primer paso para esto es identificar cuando estamos teniendo esos pensamientos, darnos cuenta y sustituirlos por otros más tranquilizadores: “Esto es temporal”, “Hoy mi familia y yo estamos bien”, “Esto pasará”, “Hoy puedo controlar lo que hago”, “Estoy seguro en mi casa”, “Todo va a estar bien” “Estoy haciendo lo correcto. Quedándome en casa puedo ayudar a muchas personas y a mi mismo”.

También es importante que nos anclemos al momento presente para que nuestra mente no vaya más rápido que la vida. Para ello, un buen ejercicio puede ser tratar de centrarnos en lo que estamos haciendo en ese momento, buscar objetos que tenemos alrededor, los sonidos que podemos oír, la temperatura que sentimos, hacernos conscientes del peso de nuestro cuerpo en la silla, etc. La meditación y el mindfulness también pueden ayudarnos mucho con este propósito.

La Reserva Club – “¿Cuál es su opinión sobre si debemos ver las noticias constantemente y buscar información sobre el coronavirus? ¿Es esto útil o puede ser perjudicial?”

María – ” Sin duda estamos constantemente bombardeados por información negativa con respecto al coronavirus y sus consecuencias, no solo por la televisión y la prensa, si no también por los grupos de whatsapp y las informaciones que nos llegan de familiares, amigos y conocidos.

Esto puede tener una repercusión negativa en nuestro estado de ánimo. Por ello, es importante que establezcamos algunas pautas en cuánto a dónde, cuándo y cómo informarnos y pongamos algunos límites.

En primer lugar, las únicas fuentes de información que deberíamos consultar son aquellas oficiales, con datos contrastados y realizados por expertos, y tratar de evitar otra información no oficial que puede llegarnos a través de audios de whatsapp, noticias de facebook, etc.

En segundo lugar, el tiempo que nos exponemos a estas noticias también es importante.

Personalmente, aconsejo no informarnos más de una o dos veces al día. En el caso de que estemos sintiendo mucho malestar al respecto, pero queramos seguir informándonos, la opción de las noticias escritas es mejor que los telediarios, ya que las imágenes pueden tener un mayor impacto emocional.

Por último, tratar de poner un límite en las conversaciones con nuestros familiares y amigos para que no se vea monopolizada por el tema del coronavirus y sus consecuencias. Podemos establecernos un tiempo para hablar de ello y luego pasar a hablar de otros temas que nos unan y nos hagan sentir mejor.

Si desea obtener asesoramiento de María y su equipo, puede ponerse en contacto con ella a través de su página web www.mscentropsicologia.com. Ella compartirá más información y consejos en futuros artículos, así que por favor revise nuestro blog regularmente.

Primero, ¡los niños!

La Reserva Club es el lugar perfecto para que las familias disfruten juntos de su preciado tiempo libre. Estamos llevando a cabo todos los...

El nuevo menú de The Beach convierte en protagonista a los productos locales

Estamos encantados de poder presentarles el nuevo menú del restaurante de The Beach enfocado en la cocina mediterránea, seleccionando los mejores productos locales frescos...

La Reserva Club, el lugar imprescindible para esta temporada

Un sitio en el que relajarse, con actividades deportivas para toda la familia y una experiencia gastronómica novedosa en un entorno incomparable. Todo el mundo...